martes, 22 de abril de 2014

Leyendo espero

Mierda que tenía abandonado esto... Acá estoy, sin embargo, para seguir escribiendo como me propuse a principios de año.

Y para que se sepa que con alguno de mis objetivos estoy cumpliendo, vengo leyendo a buen ritmo y sacando fotos a morir.

Acá, un breve resumen de lo que leí hasta el momento, después de Las Primas, que fue el último que les conté:



Una lectora nada común, de Alan Bennett - La Reina de Inglaterra está aburrida, y descubre por casualidad la lectura, como actividad recreativa. A partir de ahí, la novela, muy cortita, gira alrededor de los libros que va leyendo. Es un libro divertido, corto (muy corto), que se lee rapidísimo y que te dan ganas de anotar todos los libros que va leyendo para después leerlos vos.

Cómo enamorarse, de Cecelia Ahern - La misma autora de PD Te amo, que no me gustó tanto, y de Love, Rosie, que sí me gustó mucho en su momento. Es chick lit con un toque pseudo seriote pero no es que terminás de leerlo y te sentís más educada (?). La protagonista evita que un hombre se suicide y se compromete a mostrarle lo lindo que es vivir en (creo) 2 semanas, o él se suicida definitivamente. Mientras tanto, ella misma tiene una vida bastante decadente.

Charlas con mi hemisferio derecho, de Hernán Casciari - En 2012 me leí TODO lo que encontré de Casciari dando vueltas por Internet. Nunca había leído su blog y me pareció estar descubriendo algo muy muy groso. Sigo pensando lo mismo, aunque Charlas... no es lo mejor ni lo más divertido que leí de él. Son, creo, posts seleccionados de su blog Orsai.

Heridas abiertas, de Gillian Flynn - Después de leer Gone girl (si no lo leyeron, leanlo antes de que salga la película) me esperaban las novelas anteriores de ella. Heridas abiertas es un libro... especial. Los personajes de Gillian Flynn suelen ser, por lo que veo, bastante perturbados psicológicamente, y son, además, perturbadores, valga la redundancia. En Heridas abiertas, la protagonista vuelve a su pueblo natal como reportera a investigar unos asesinatos de dos chiquitas. Al mismo tiempo, ella se enfrenta a su familia, y la relación retorcida que tiene con la madre. No cuento más para no arruinar sopresas. Se lee rápido, fácil y es entretenido. No aseguro que no sueñen pesadillas después.

Mi vida querida, de Alice Munro - Hace un tiempito que quería leer algo de la ganadora del Premio Nobel de Literatura. Son historias cortas, simples, sencillas, pero con un trasfondo bastante denso de fondo, en la mayoría de los casos. Lo empecé leyendo casi sin gusto y a medida que avanzaba, me fui enamorando un poco más de su forma de escribir, de las historias, y de los personajes. Recomendable.

Miss Tacuarembó, de Dani Umpi - No sé por qué le tenía tantas esperanzas a este librito, muy cortito y muy simplón. No me gustó mucho, la verdad. Creo que la película es un poco mejor (aunque la vi hace mucho, no recuerdo). Natalia es una chica de pueblo con aires de reina y en Miss Tacuarembó nos cuenta la vida desde su óptica, mezclando su niñez con la actualidad. Ble.

Los Magos, de Lev Grossman - Ufffffffff. No puedo hacer más largo el ufffffffffff. Si, se lee "fácil" y "rápido", pero ¡qué pesado! Estuve al borde de abandonarlo varias veces. Lo que empieza super entretenido se vuelve un regodeo en el protagonista, que no es más que un intento de Harry Potter, egoísta, enfermo, mal tipo y bastante idiota. Igual que con Harry, salvando las distancias enooooormes, el protagonista es invitado a un colegio de magia, pero, a diferencia de Harry, el mundo mágico no es muy distinto al normal. Lo peor es que es el primero de una trilogía y, seguramente, me lea los otros dos.

One more thing, de B.J.Novak - Todavía pienso en este libro y lloro. B.J.Novak, más conocido como "el novio de Mindy Kaling en The office", escribió este librito de historias, cuentitos y tweets (!). Cuando me enteré de que salía a la venta, morí de emoción. Escritor y productor de The Office, ¿qué otra cosa más que una genialidad podía salir de él? Bueno... salió esto, que no es ni fu ni fa. Si, tiene toques de humor, y si, está correctamente escrito. Pero nada más. Tristeza total, absoluta, desamparo, desasociego, quiero morir.

En picado, de Nick Hornby - Cuatro personas, que no se conocen entre sí, deciden suicidarse la noche de año nuevo, desde una terraza de un edificio de Londres. Al ver que no fueron los únicos que tuvieron la misma idea, se ponen de acuerdo para posponer el suicidio hasta el día de San Valentín. Mientras tanto, "intentan" arreglar sus vidas. Todos sabemos cómo termina.

El señor de las moscas, de William Golding - Aparentemente este señor autor gustaba de hacer experimentos sociales con niños. Y luego escribir un libro. Si no saben nada de este libro, o de la historia, se resume en un "Lost" de niños, escrito unos cuantos años antes que Lost. Un avión se estrella en el medio de la nada, y un grupo de niños sobrevive y arma una nueva "sociedad". Se pone un poco denso de a ratos, pero es un clásico y vale la pena leerlo.

Bueno, si llegaste hasta acá, decime. ¿Leíste alguno de estos? ¿Qué te parecieron?

2 comentarios:

Sil dijo...

No conozco ninguno de los que nombrás excepto "El señor de las moscas" que empecé hace un tiempo y abandoné rápidamente porque me aburrió pero le voy a dar otra oportunidad. En un libro de inglés con el que estudiaba en mi adolesdencia había un capítulo basado en "Lord of the flies" y desde entonces me quedó la curiosidad por leerlo.

Pau Go dijo...

Yo lo tenía pendiente desde hace rato, y medio que lo leí porque es un clásico. Cuesta de a ratos, pero hay que perdonarle algunas cosas :)